miércoles, 4 de septiembre de 2013

Vasena, historia borrada "entonces le conté, lo que mi abuelo me contó"





4 de septiembre
Día del
Inmigrante


Tenía 14 años,
estudiaba en un colegio industrial


En sus Talleres teniamos un galpón enorme,
altísimo con aulas abiertas en el entrepiso,
que rodeaban por los cuatro lados 
pero dejando la gran sala abierta
 



 Ventanales propios de una majestuosa catedral,
con rejas labradas


Grandes columnas de hierro sostenian un techo
de ladrillos abovedados
cruzado por vigas de hierro 
con arcadas muy grandes y hermosas


Viejos pisos y puertas de madera
cerraban un ambiente,

un escenario que me impactó
el primer día que entré 
y continuó así hasta último el día que me fuí


 
Allí en ese lugar, estudiabamos

Cada Clase se dividía de otra por algunos enrejados
En esa gran nave, convivivían
Carpintería, Herrería, Ajuste (Mecánica), Electricidad,
Construcciones Civiles y Construcciones navales
(hasta una barcaza estaba en ese espacio)


Circulábamos los estudiantes
en medio de un mar de actividades casi fabriles



(edificio anexo lateral de los talleres, foto de 1919)
 




La Placa



Las columnas labradas se repetían
cada tanto metros y solas,
sin paredes, silenciosamente,
sin quejarse, sostenían toda la estructura

me asombraban
(estudiaba para ingeniería)
mirando una de ellas
descubrí una pequeña Placa en su base,
solo decía:

TALLERES VASENA

le pregunté al profesor de Herrería
por el origen de esas columnas y sus placas
me explicó que el colegio

anteriormente había sido la planta fabril de
Talleres Vasena

Pregunté como era posible
que no hubiese
ningún reconocimiento
sobre el lugar y su historia!


El profesor
me miró extrañado y me indagó
acerca de lo que yo podía saber
con mis breves 14 años



 
Entonces le conté,
lo que mi abuelo me contó
mi abuelo era checoslovaco,
inmigrante
y el día que llegó, estando en el puerto


mientras tramitaba
sus papeles de ingreso al país,
junto a otros inmigrantes

  

 


les ofrecieron trabajo,
la alegría los abarcaba a todos



Recién llegados


sueños y temores de la tierra nueva
aunque, como mi abuelo que venía de pelear
en la primera guerra mundial

la dimensión de la esperanza era muy grande


Así fueron,
así los llevaron del puerto,
sin desempacar,

subieron a unos camiones
y los depositaron en los Talleres Vasena




La Babel en Vasena


me contó que eran todos
inmigrantes de distintas nacionalidades
la mitad no se entendía, con la otra mitad

todos hablaban sin entenderse,
en su mayoría polacos, rusos, checos, hungaros
casi todos de Europa central
 
no importaba...
no estaban para trabajar
estaban allí... sin saberlo,
para ser usados de rompehuelgas





Los disparos



Estaban a cien metros de la plaza Martín Fierro
y dentro de los Talleres Vasena
uno de los epicentros de la
"La Semana Trágica de 1919"
 Afuera era todo gritos, disparos y más gritos 






Estuvieron durmiendo allí

con la presencia constante
de los llamados
"cosacos"
la temida policía




(el edificio que se ve al fondo, foto de 1919)

 


Pasaron varios días hasta que pudieron salir
y de allí en más cada uno
tuvo que encontrar un nuevo horizonte


Mi abuelo sobreviviente
de los horrores de las trincheras
que vivieron en la primera guerra mundial


de pronto se encontró
trabajando su primer día
de llegado al país, en 1919
otra vez bajó los disparos

 

Escuela Técnica Nº11 D.E. 6
"Manuel Belgrano"
Cochabamba 2830/60
Capital Federal
Nunca encontré en el Colegio
ninguna mención a su origen

Nadie se interesó en la historia del lugar

LA MEMORIA BORRADA
 
Y mi abuelo me recomendó,
que solo lo recordara y nada más

Estabamos en la Dictadura de Onganía




video

(el edificio hoy, totalmente remozado)



Sin embargo, para mí que cuando mi abuelo
me contaba la historia...

parecía que había pasado hacía tanto
que jamás la había ubicado en el lugar geográfico
hasta que encontré la Placa

No volvió a ser lo mismo




Casi 50 años después de la Semana Trágica
yo estaba estudiando

en el mismo lugar que mi abuelo
pasó su primer día en el país trabajando
escuchando las balas y los gritos

La plaza Martín Fierro,
en donde todos los días nos encontrabamos
con los compañeros
antes o después del colegio




Para mí, ya nunca fué la misma
allí mataron a medio centenar de obreros

Allí estuvo mi abuelo
y yo no lo olvido!
 Luis A. Benzaquen







Desde hacía un mes se encontraban en huelga
los obreros de Talleres Metalúrgicos Pedro Vasena,
cuyos depósitos estaban situados
en la calle Pepirí y Santo Domingo,
cerca del Riachuelo,
y la planta industrial en
Cochabamba y Rioja


Esta empresa, de capital británico,
era una de las más importantes del país
y empleaba unas 2.500 personas

Los huelguistas exigían la reducción
de la jornada de trabajo de 11 a 8 horas


aumentos escalonados de jornales
 la vigencia del descanso dominical
 y la reposición de los delegados obreros
echados por la empresa








 HUBO BARRICADAS Y LUCHA
EN DISTINTOS PUNTOS DE LA CIUDAD
DURO UNA SEMANA Y SU SALDO
(DEPENDIENDO DE LA FUENTE)




OSCILA ENTRE 300 Y 700 MUERTES



















Mis abuelos pasaron sus últimos años
viviendo en una casita del puerto
en Mar del Plata

Yo vivía en Bs As
cada vez que iba a visitarlos,
dormía en un cuartito que había al fondo

Todas las noches mi abuelo sacaba
una escalera hecha por él de troncos
y la apoyaba contra una medianera en el fondo
que daba a un terreno baldío

era mi ruta de escape

Me decía que ellos a los 85 años,
ya no tenían porque preocuparse
salvo por mí 

 
 Ellos tampoco habían olvidado!




Luis A. Benzaquen


espacio abierto 











1 comentario: