domingo, 22 de septiembre de 2013

Dr. Luis Agote: La primera transfusión de sangre de la historia (1914)







Noviembre de 1914
 El Dr. Agote logró efectuar exitosamente
la primera transfusión de sangre
en un recipiente sin que se coagulara
 
Experiencia de trascendencia internacional
que se llevó a cabo en el Hospital Rawson de Bs As
 
 
 
 
 
Por entonces, el médico francés Jean Baptist Denys
había conseguido realizar una transfusión de sangre
de un carnero a un paciente y en 1900 su colega austríaco Karl Landsteiner
descubrió substancias en la sangre capaces de aglutinar glóbulos rojos
en la sangre de otros seres humanos, los denominados grupos sanguíneos
y la incompatibilidad entre unos y otros,
un paso trascendente que habría
de coronar exitosamente el médico argentino
 
 
Dr. Luis Agote  
22 de septiembre de 1868 - 12 de noviembre de 1954
 
 
La anticoagulación in vitro de la sangre
permitió las innumerables transfusiones
que se realizaron en la Primera Guerra Mundial
 
 
 
 
Cuando se agregaron otros dos pasos claves:
la refrigeración y la preservación de sustancias adicionales
como la glucosa que impedí­an la hemólisis
y permití­an su traslado a los hospitales de campaña

 
 

La primera transfusión de sangre de la historia
(Hospital Rawson, 1914)


Tras incontables experimentos, el Dr. Agote
y su asistente de laboratorio Lucio Imaz,
determinaron que una substancia de sodio era la que evitaba
la formación de coágulos en la sangre
 
 
 
 
 
 
Después de varias pruebas,
el 9 de noviembre de 1914
 
concretaron exitosamente
la transfusión de 300 cm3 de sangre,
donada por un empleado del Hospital
a una parturienta
 
que tres días después
dejó el nosocomio
en perfecto estado de salud

 
 
 
El doctor Agote comunicó su descubrimiento al mundo
y en un primer momento solo recibió
respuestas corteses por vía diplomática
 
 
El mismo dí­a, en un acto de sensibilidad y solidaridad
envió detalles de su trabajo al diario La Prensa y,
a través de éste, al New York Herald,
que publicó un extracto el 15 de noviembre de 1914
 
Al mismo tiempo, Agote comunicó formalmente
la novedad a las representaciones diplomáticas en Bs As:
 
la Legación Imperial de Alemania,
la Legación Imperial y Real de Austria-Hungrí­a,
al Consulado General del Imperio Otomano,
a la Legación Británica en Buenos Aires,
a la Legación de la República Francesa,
a la Legación Imperial de Rusia
y a la Legación de Bélgica
 
Todas acusaron nota
de haber recibido la comunicación
 
 
 
 Cuando el “New York Herald”
publicó una síntesis de su método,
el tema comenzó a interesar
 
A tal punto que el norteamericano Lewinsohn
y el belga Hustin se apresuraron a reclamar
el descubrimiento como propio
(venían trabajando paralelamente al científico argentino)
 
Se entabló entonces una polémica en la que unos y otros
se atribuyeron la prioridad aunque la publicación del estudio
en el periódico norteamericano y las constancias del anuncio
del descubrimiento efectuadas oportunamente por el Dr. Agote
 
fueron pruebas contundentes
 
 
 
 
que dejaron aclarado
que fue él quien primero logró la hazaña
 
 
 
 
 
 
 
 
Sus inquietudes polí­ticas lo llevaron a ocupar
el cargo de legislador en la Cámara de Diputados en 1910 y 1916
y se deben a su iniciativa, entre otras, las siguientes leyes:

Creación del Instituto Modelo de Clí­nica Médica en 1911

Anexión del Colegio Nacional de Buenos Aires a la Universidad

Fundación de la Universidad Nacional del Litoral

Institución del Patronato Nacional
de menores abandonados y delincuentes en 1919
 
 
 
 
 
HOMENAJE
 
 
 
espacio abierto
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada