martes, 23 de julio de 2013

Héctor Germán Oesterheld: "EL ETERNAUTA"



 
 
El único héroe válido,
es el héroe en grupo
 
nunca el héroe individual,
el héroe solo
 
 
Sus personajes sentían,
tenían dudas,
códigos y aún se aventuraban a romper
las reglas del género,
pereciendo en la guerra por salvar a una muñeca
por la que lloraba una pequeña
en el medio del avance de las tropas
 

El Sargento Kirk,
Bull Rockett,
Sherlock Time,
Mort Cinder,
Ticonderoga,
Watami,
eran solo algunos
de los más memorables
 
 
 
 
 
nació el 23 de julio de 1919 en Bs As,
 
Eligió la carrera de Ciencias Naturales
Luego de completar sus estudios
se casó con Elsa Sánchez y tuvo cuatro hijas
 
Su carrera de geólogo fue siendo desplazada
por la dedicación a la escritura de guiones para historietas
 
Trabajó con los dibujantes Alberto Breccia y Hugo Pratt
 
Tiras como Bull Rockett y Sargento Kirk comenzaron a tener mucho éxito
Este éxito y su dedicación se combinaron para crear la editorial Frontera,
de la cual surgieron las revistas Hora Cero y Frontera
 Con el progreso de la editorial surge Ernie Pike
 
 
 
 
Luego del surgimiento de personajes como Randal y Tikonderoga,
se inicia la serie El Eternauta, dibujada por Solano López
 
Tiene un éxito rotundo,
con un fuerte impacto en niños y adolescentes,
que la leen con avidez,
ya que los protagonistas son argentinos
que realizan sus aventuras en distintos barrios de Bs As
 
Hacia 1963 Oesterheld se encontró en la ruina
La editorial no resistió el impacto de la televisión
y sucumbió a pesar del éxito de sus productos
Mort Cinder surgió en esta época,
quizás como reflejo de su estado de ánimo
 
 
 

La necesidad de actuar
en contraposición a esperar,
torturaba a Oesterheld
 
 
Él y sus hijas comenzaron
a militar activamente en Montoneros
Nadie en el ambiente editorial lo sabía

Con la llegada de la dictadura, Oesterheld debió ocultarse
Escribe otra versión de El Eternauta, para la editorial Record
Tal vez se adelantó a su propio destino en esas líneas,
ya que fue atrapado en 1977
y paseado por diversos centros clandestinos

Héctor Germán Oesterheld tenía casi 60 años,
en los campos de concentración lo llamaban
“el viejo”
 
Con él también desaparecieron sus cuatro hijas
 
 
 
 
 
 
"Tenía idea de una familia que quedaba sola en el mundo,
rodeada de muerte y de un enemigo ignorado e inalcanzable
Pensé en mí mismo, en mi familia,
aislados en nuestro chalet y comencé a plantearme preguntas" 


Oesterheld sobre su personaje Juan Salvo
El Eternauta
 
 
 
 
Diana
 
Tenía 23 años. Tenía un hijo de un año, Fernando,
y estaba embarazada de cuatro meses cuando desapareció
Ella y su pareja, Raúl. militaban en Montoneros

Diana fue secuestrada en San Miguel de Tucumán por la policía de Tucumán,
junto con su hijo Fernando, quien fue abandonado como "NN"
por la patota policial en la Casa Cuna de la capital tucumana
 
Después de varios intentos fue recuperado por sus abuelos paternos
La casa donde vivían fue ocupada por Albornoz, el jefe de la policía tucumana, y su mujer
Raúl fue asesinado en 1977, un compañero vio su cadáver en la Jefatura de Policía
Diana fue vista en la Jefatura de la Policía de Tucumán
Fue llevada a Campo de Mayo donde dio a luz

 
 
 
Estela

Tenía 25 años, estaba casada con Raúl Mortola
y tenían un hijo de tres años
Militaban en Montoneros
Fueron asesinados el 14/7/77 por una patota de civil
que había allanado su vivienda
Raúl fue herido de disparo al llegar a su casa,
y murió a las pocas cuadras
Estela llegó a eso de una hora después,
y fue fusilada frente a un negocio cercano,
fue llevada por un vecino al hospital Lucio Menéndez
de la localidad de Adrogué, donde murió
 
Los responsables se llevaron al hijo de la pareja
y se lo presentaron a su abuelo Héctor,
quien para entonces estaba detenido-desaparecido,
dentro de un Centro Clandestino de Detención
De allí el chico le fue llevado a su abuela Elsa


 
 
 
Marina

Tenía 20 años, estaba embarazada
 
Ella y su pareja militaban en Montoneros
La pareja fue secuestrada el 27/11/76 en San Isidro

Se cree que Marina dio a luz en Campo de Mayo




Beatriz Marta
 
Tenía 19 años, desaparecida el 19/5/76
 
Llamó por teléfono a su madre, Elsa,
y la citó en la confitería Jockey Club de Martínez
 
Hacía mucho que no se veían y estuvieron hablando casi dos horas
Al despedirse, la joven fue hacia Villa la Cava, en San Isidro,
donde militaba
Nunca llegó
 
Dos días más tarde, un desconocido se acercó a Elsa,
la madre, cuando estaba por subir al tren y le dijo que Beatriz
había sido secuestrada por el ejército
 
Su madre fue a la policía y a Campo de Mayo,
vio a jueces y sacerdotes, y presentó un hábeas corpus
 
El 7 de julio fue citada en la comisaría de Virreyes
y le dijeron que su hija había muerto junto con otros cinco chicos
Le dieron el cuerpo y la sepultó
 
 
 
 
 
 
HOMENAJE
 
 
 
espacio abierto
 

















No hay comentarios:

Publicar un comentario