lunes, 9 de febrero de 2015

Uno de los problemas más críticos del siglo XXI, las desigualdades

 
 
Uno de los mayores
“escándalos éticos”
de nuestro tiempo
 
 
La noticia salió en pequeños párrafos
en las páginas interiores de algunos medios
y no salió en otros,
pero sin duda es de las más importantes
que hayan circulado recientemente
 
 
 En 2014 el 1 por ciento más rico
era dueño del 48 por ciento
de la riqueza del mundo
 
El 99 por ciento restante de la población
solo tenía el 52 por ciento


Pero esa es una cifra que debe desagregarse
Al interior del 99 por ciento,
el 20 por ciento más rico tenía el 46,5 por ciento de ese 52
 
Así que el 80 por ciento de los habitantes del planeta
solo disponía de un 5,5 por ciento del patrimonio mundial total
 
Si la noticia es alarmante,
las tendencias son peores
 
 
 La parte del 1 por ciento más rico,
 viene aumentando todos los años desde 2010
 
Si se mantiene la tendencia
tendrán más del 50 por ciento en el 2016
y el 54 por ciento en el 2019
 
 
 
Para el 99 por ciento restante
quedará en ese año solo el 46 por ciento,
pero con el matiz de que
el 20 por ciento más rico del 99 por ciento
 también seguirá aumentando su porción
 
En medio de la crisis europea y del estancamiento
de buena parte de la economía mundial en los años recientes,
los muy muy ricos,
a los que se los llama “milmillonarios”,
porque tienen miles de millones,
han seguido acumulando riqueza rápidamente
 
Los 80 más ricos del mundo ganaron entre 2011 y 2014,
600.000 mil millones de dólares
 
En ese mismo período,
los ingresos del 50 por ciento más pobre de la población del planeta
se redujeron sensiblemente


 Ochenta personas
tienen actualmente
lo mismo que los 3600 millones
de personas más pobres
 
 

“¿Queremos nosotros realmente vivir
en un mundo donde el uno por ciento
posee más que todos
los demás combinados?
 
La escala de la desigualdad global
es simplemente abrumadora”
 
La brecha en ascenso requiere
ante todo políticas públicas que traten de incidir
sobre sus causas estructurales
y garanticen universalmente derechos básicos,
como la seguridad alimentaria, el agua potable,
las instalaciones sanitarias, entre otros



Un programa llamado
“Iguales”

Entre sus puntos principales están:

Incluir la erradicación de la desigualdad extrema
entre las metas que sustituirán los objetivos del milenio que finalizan en el 2015

Hacer que los gobiernos trabajen para los ciudadanos

Fomentar la igualdad económica y los derechos de las mujeres

Pagar salarios dignos y reducir las grandes diferencias
entre las remuneraciones de los ejecutivos y las de la línea
Avanzar hasta una ratio entre el sueldo más alto y el sueldo promedio de 20 a 1

Trasladar la carga fiscal del trabajo y el consumo al patrimonio,
el capital y las rentas derivadas de ellos

Subsanar los vacíos legales en la fiscalidad internacional

 Lograr servicios públicos gratuitos universales para todos en el 2020

Asegurar el acceso de todos a los medicamentos

Establecer una base de protección social universal


 Extractos de un informe de Oxfam International
que acaba de ser publicado sobre lo que está sucediendo
en uno de los problemas más críticos del siglo XXI, las desigualdades

Oxfam está integrada por 17 organizaciones de gran prestigio,
tiene 70 años de antigüedad y opera en más de 90 países

Dedicada a la lucha contra la pobreza, es respetada mundialmente


 Bernardo Kliksberg
  Presidente de la Red Latinoamericana de Universidades
por el Emprendedurismo Social

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-265370-2015-02-04.html 




 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada