jueves, 31 de octubre de 2013

"Acerca de los exclusivos portadores de la verdad"



 
Los Medios hegemónicos
y la oposición política
(estos últimos en actitud suicida)
 
Demostrarán
con denuncias sin basamentos,
con horas de programas radiales y televisivos,
con mares de tintas volcadas diariamente

con hechos mínimos mostrados
como cuestiones de estado,
 
con demandas que generarán
kilos de expedientes
 
 
 
 
 con shows mediáticos y puestas en escena,
con recortes de declaraciones
que mostrarán que dijo lo que no dijo
 
 
No importa
 la mentira exige y clama ser
 
"la portadora exclusiva de la verdad"
 
 
 
 
Por eso exigirá juicios políticos y renuncias,
con el fundamento de sus deseos
(ante la ausencia de lo real queda la fantasía)
 
 El ritmo se acelera porque
necesita que sus falsedades y mentiras
sean cada vez más grandes
(los escándalos chicos y las heridas pequeñas
ya no conmueven, hay que subir la apuesta)
 
Así lo que comenzó con una nube
terminará en el diluvio biblíco
 
"dar de comer a las fieras"
decián en el barrio
 
 
 
 
La verdad hegemónica
(no importa si es verdad,
solo hay que garantizar que se repita)
 está afectando a muchas personas

A la pérdida del sentido común,
del criterio mínimo de racionalidad,
se le suma el estado de ánimo,
o mejor dicho de desánimo
 
 
 

Que finalmente se traduce,
en impotencia, intolerancia, odio, rencor
y en el mejor de los casos en indiferencia
 
 
 

Esta supuesta propiedad de la verdad,
así como su necesidad de elevarla
al pedestal de la predicción, 
 destruye la comprensión política de la realidad
y nos aleja de la participación política
como herramienta transformadora
de nuestros deseos
 
 
Esa verdad,
que permite a fuerza
del engaño permanente
 permite decir hoy que es de izquierda,
y mañana de derecha
 
 
 
 
Verdad que olvida
los desastres pasados,
que justifica cualquier desatino presente
 y que esconde el futuro que se planea
 
 

 
Debemos reflexionar sobre esto
para no caer una y otra vez
en procesos de intolerancia,
violencia y autoritarismo
 
 
Las palabras y los hechos
demuestran que sus afirmaciones,
 vertidas y repetidas
como verdades absolutas
 
 
 son en realidad verdades relativas
 
 
 

El Imperativo de este momento

Tratar de tener el equilibrio necesario,
para no caer en provociones
 
La verdad esta muy convencida de sus palabras
y profiere sus afirmaciones como verdad indiscutible
 
 

La política como actividad
tiene el objetivo y el desafío en el estar juntos,
por lo tanto se la debe dotar de un espacio tolerante
 en el que puedan desplegarse las opiniones dispares
 
y que, si hay una verdad,
ésta necesariamente surja
sobre el parametro de las opiniones
 
 
 
 
La opinión dominante
es la que se va a imponer
como consenso o como marco general
en el que pueden emitirse otras
 
 
Y es esto precisamente
lo que ocurre en democracia
 
Esta nos exige flexibilidad,
racionalidad en la discusión,
conocimiento de la realidad
y fundamentación en nuestras opiniones
 
Mantener un principio
de humilde verdad,
 
democraticamente
con ella intentar construir
y resignificar colectivamente
 
 
la recuperación de la política
como elemento transformador
de la realidad

la construcción de un futuro,
distinto, posible, esperanzador



Luis Benzaquen


espacio abierto
 
 

 
 
 
 
 
 
 

Ley de Medios: "Mal asesorados"



 
 

La ley 26.522
cumple con los estándares
de libertad de expresión
establecidos
en el sistema interamericano
 
De modo que difícilmente,
la Corte Interamericana puedan condenar al Estado argentino,
al que, por otra parte, distintos expertos internacionales
han felicitado por esta política que democratiza la comunicación
 
Pero el punto a resaltar es que una eventual denuncia
ante la Comisión de la OEA no sortearía siquiera el primer escollo:
 
la admisibilidad formal
 


Los sistemas de protección
de derechos humanos
buscan proteger derechos humanos,
esto es, derechos de personas físicas,
no de empresas
 
Ergo, Clarín no puede ser peticionario
 
 
A raíz del fallo de la Corte Suprema
que declaró constitucional la LSCA,
el Grupo Clarín comunicó que acudiría
al sistema interamericano de derechos humanos
 
 
 
 
Es evidente que están mal asesorados,
porque esta denuncia internacional
sería rechazada por inadmisible 
 

Si alguna persona
(accionista, periodista o cualquier ciudadano)
se sintiera “afectada” por la ley,
debería primero demostrar qué acto concreto
de aplicación de la ley afecta sus derechos
 
 
Para ello, no basta alegar la vigencia de la ley,
sino que se debe argumentar
cuál es el acto concreto de su aplicación
que lesiona alguno de los derechos consagrados
en los instrumentos internacionales de derechos humanos
 
En segundo lugar, quien se considere víctima
debe agotar los recursos internos respecto
de esa supuesta violación a sus derechos
 
Esto significa que debe primero acudir
a la Justicia argentina y transitar las diferentes instancias
sin encontrar reparación a sus derechos
 
 
 

En consecuencia,
en tanto el actor de la causa que resolvió
la Corte Suprema fue el Grupo Clarín,
hasta el momento no existe ninguna persona
que se encuentre habilitada para acudir
al sistema interamericano

Algunos periodistas de los grandes multimedios argentinos
participarán de una audiencia ante la Comisión Interamericana para tratar
“cuestiones referentes a la situación general
de la libertad de expresión en la Argentina”
 
Es probable que desde los mismos multimedios
 se intente vincular este encuentro con el fallo dictado
por la Corte Suprema sobre la LSCA
 
Sin embargo, nada tienen que ver
 
 
 
 
La audiencia no se vincula con ningún caso concreto
de violaciones de derechos humanos en Argentina,
sino que representa una respuesta de la CIDH
a los insistentes pedidos de algunos periodistas
para llevar al escenario internacional el discurso victimizante
que reproducen desde hace años sin ningún tipo de restricción
por los principales canales de televisión,
radios, portales de noticias, diarios y revistas de nuestro país
 
 
 
Andrea Pochak

Secretaria letrada PGN
ex vicedirectora del CELS
Abogada de Eduardo Kimel
ante el sistema interamericano
 
 
 
 
 
 
 
 
 
espacio abierto
 
 
 
 
 

Ley de Fomento a las Revistas Culturales Independientes y Autogestivas




El fallo de la Corte Suprema de Justicia
que declara la constitucionalidad de
la Ley de Servicios Audiovisuales

abre una nueva etapa
marcada por la urgencia
de democratizar la comunicación


Tras 30 años de desigualdades
que desfiguraron las oportunidades
de crecimiento de los medios sociales




Urge que el AFSCA cumpla con la obligación
de hacer realidad el 33% destinado
a las emisoras y televisoras comunitarias,
garantizando así el equilibrio perdido
por la presión corporativa

Urge también que la llamada Ley de Medios
sea exactamente eso: de todos los medios


 
Es esa urgencia la que señaló la
Asociación de Revistas Culturales Independientes
de Argentina (AReCIA)

al reclamar la sanción de la
Ley de Fomento a las Revistas Culturales
Independientes y Autogestionadas,

que en mayo de este año ingresó al Congreso
con la firma de 12 diputados y diputadas

¿Por qué esta urgencia?

Desde hace dos años
las revistas culturales independientes
denuncian un drástico cambio
en el circuito de distribución y comercialización

Es consecuencia de la reformulación
del modelo de negocios que el Grupo Clarín
promueve para contrarrestar la abrupta caída
de las ventas de su diario y,
al mismo tiempo, posicionarse frente a los dictados
de la Ley de Servicios Audiovisuales




La gráfica, ya sabemos,
es el huevo de la serpiente de Clarín
y desde allí está demostrando que tiene
un plan de reacomodamiento,
que en los últimos años está llevando sin pausa



Leer nota completa

http://lavaca.org/notas/ahora-ley-de-fomento-a-las-revistas-culturales-independientes-y-autogestivas/







espacio abierto





Dixit: "no pensé en la verdadera magnitud"


 
 

Dixit

Es la confrontación
de material de archivo televisivo
durante la última dictadura militar 
 
Un recorrido documental
por distintos lugares
donde funcionaron los llamados
Centros Clandestinos de Detención
 
“Los hubo en casas,
en fábricas,
hasta en un hospital”
 

ALCIDES CHIESA Y CARLOS MARTINEZ

Directores y Guionistas


 

El terrorismo de Estado golpéo fuerte a Alcides Chiesa,
quien luego de permanencer secuestrado durante diez meses,
estuvo detenido en los penales
de La Plata (la temible Unidad 9) y de Rawson
 
Por aquella época, Chiesa estudiaba en la escuela
del Instituto de Cine junto a Carlos Martínez
 
 
Mucho tiempo después de la etapa más dolorosa,
en los albores del nuevo milenio, una amiga en común
les acercó un material importante de los informativos
de los canales de televisión de la época de la dictadura que,
como se sabe, estaban en manos de los militares
 
A partir de entonces, comenzaron a limpiarlo y a pasarlo a otros formatos
 
“Después de hacer el trabajo y ver todo lo que había,
nos dimos cuenta de que no cerraba para una película
 
porque era un material que mostraba
un país casi perfecto
 
 
video
 
 
Sin conflictos, no había huelgas,
manifestaciones,
todo estaba bien y sólo hablaba
de las bondades del régimen,
donde había un enemigo
que era la subversión”

Ambos prefirieron conservarlo y no hacer el film
 
Hasta que durante el gobierno de Néstor Kirchner,
cuando se anularon las leyes de Obediencia Debida y Punto Final
y comenzaron los juicios por delitos de lesa humanidad,
Chiesa fue testigo por haber estado detenido
 
 
“Yo tenía la imagen de lo que me pasó,
pero no pensé en la verdadera magnitud
cuando empezaron a abrirse todos los archivos 
con las informaciones de los casi
600 centros clandestinos de detención
de todo el país”
explica Chiesa
 
Y entonces, la dupla se planteó realizar un documental
que contrastara la versión oficial de entonces
(los genocidas y sus apologistas)
con la visión de gente que fue secuestrada, pero también
 
“de otras personas que,
de alguna forma, fueron víctimas,
aunque no hayan estado secuestradas,
pero que pudieran relatar
esa cosa subterránea,
oscura, donde se torturaba”
 
 
 
 
 




Titulo original: Dixit
Género: Documental

Director: Alcides Chiesa, Carlos Martínez
Guionista: Alcides Chiesa, Carlos Martínez
Director de fotografía: Julio Santamaría
Música: Sergio Iglesias
Montaje: Luciano Chiesa

Origen: Argentina (2012)
Duración: 133 min

Calificación: Apta para mayores de 13 años

Fecha de estreno: 31/10/2013



Espacio INCAA Gaumont
 
Av. Rivadavia 1635
4371-3050
 
 
 
 

 
 
 
 

Ley de Medios: "no debemos pensar, que es la última batalla"





El Grupo Clarín ya anunció que
“respeta las decisiones judiciales”
pero que no piensa cumplirlas


Volverá a judicializar
cada intento
de llevar la ley a la práctica


Incluso recurrirá al
Sistema Interamericano de Derechos Humanos,
sobre la base del voto minoritario
del tribunal supremo
ignorando el de la mayoría





Es difícil que prospere, ya que el SIDH sólo entiende
en casos en los que se afecten derechos de las personas,
no utilidades de los conglomerados empresarios



Igual que siempre,
espera un cambio político
para revertir la decisión


“La información no es una mercancía”


Sostiene en su fallo el juez Zaffaroni,
quien también calificó de
“suicidio cultural”


la eventualidad de que el Estado
no ejerza la potestad
de establecer límites
a la acción de los grupos privados
en el campo de la comunicación


Y eso es precisamente lo que
Clarín no acepta




Para el grupo que ostenta la
“posición dominante”
del mercado audiovisual,
la libertad de expresión




 sólo se puede garantizar
con poder económico


Lo dijeron sus abogados en la audiencia pública
y lo refutó la Corte ahora en el fallo


No debemos pensar,
que es la última batalla


El Grupo Clarín ya advirtió en su comunicado que
“continuará defendiendo judicialmente
cada una de sus licencias
vigentes y legítimamente adquiridas”


Nadie piensa que se van a dar por vencidos...
apenas por un fallo de la Corte Suprema





A pesar de ello el relato permanece intacto:
el grupo dice que
“se encuentra ajustado a derecho
y que respeta las decisiones judiciales”


Con la misma impunidad,
vuelve a presentarse
como abanderado de:


“independencia periodística”
de libertad de expresión”
“y de la democracia”





Es el "relato" de Clarín


Ganó la democracia


Porque la Ley de Medios no es sólo una victoria
del gobierno que encabeza Cristina Fernández,
sino un logro de toda la sociedad argentina
que sigue creyendo en la posibilidad de más derechos,
de más justicia y de más libertad




 El fallo de la Corte Suprema echa por tierra
de manera categórica todos los argumentos del Grupo Clarín



Ganó la política


Porque la Ley de Medios,
 (probablemente la norma más debatida en años)


ha sido el resultado de la construcción política
conjunta del Gobierno y de muchos sectores
encabezados por la
Coalición por una Comunicación Democrática





 pero representando a un amplio espectro de la política,
de la cultura, de la sociedad, de los derechos humanos


Es una ley de la democracia y para actuar como pilar de la democracia
Perdieron las corporaciones y los poderes fácticos
 


Ganó latinoamérica
  
El fallo de la Corte tiene además valor más allá de las fronteras


Es importante para muchos países de América latina que,
enfrentados a luchas similares, tenían sus ojos puestos en esta contienda




También por eso Clarín
movilizó sus influencias en la SIP y en la AIR
pidiendo auxilio a sus aliados regionales


Y recurrirá ahora a los organismos internacionales


Pero está claro que el fallo, se festeja
de la misma manera en otros lugares del continente


¿Cambiará todo inmediatamente?


Seguramente no


Porque habrá nuevas chicanas,
dificultades, trabas administrativas y judiciales
para impedir la aplicación plena de la ley


Queda ahora una inmensa tarea


En principio para el Gobierno:
aplicar la ley en su integralidad y en su totalidad


Tomando en cuenta también los principios señalados por la Corte
en materia de subsidios y de publicidad oficial,
de medios públicos y sobre la independencia de la autoridad de aplicación


Hacerlo será la única demostración
de que todo no ha quedado reducido apenas
a una disputa con un Grupo monopólico




 sino que existe
una voluntad legítima,
de convertir esta norma legal
en la base de
más democracia


Washington Uranga